Gas natural Fenosa y Naturgy

Naturgy Fenosa

Naturgy

¿Qué tienen en común Gas Natural Fenosa y Naturgy? Muy sencillo, todo. Desde este Junio el titán de las energías se cambia el nombre a Naturgy, más enfocado a las energías renovables.

Gas Natural Fenosa ha presentado este Junio a sus accionistas un cambio de nombre del grupo para adecuarlo a la transformación de la compañía que quiere poner en marcha su nuevo presidente, Francisco Reynés.

El ejecutivo balear ha asegurado que el grupo quiere ser identificado como mucho más que una empresa de gas a nivel global, ya que el nuevo plan estratégico que presentará mañana en Londres a los inversores internacionales incluirá una fuerte apuesta por las energías renovables. “Modernizamos nuestro símbolo para ser una energética global que ayudará a crear un mundo mejor”, explica el grupo en un vídeo corporativo.

Reynés ha evitado pronunciarse sobre la política de cierre de nucleares y carbón impulsada por la nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y ha supeditado cualquier inversión en sus centrales de estas tecnologías a la seguridad de obtener una rentabilidad adecuada. “No vamos a ser abogados ni del cierre ni de que se mantengan abiertas”, ha señalado Reynés, que sí ha incidido en que la política europea marca una evolución hacia las energías limpias.

De esta forma, Reynés se alinea con el discurso del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, que aboga por cerrar sus centrales de carbón para impulsar otras energías como el gas. Gas Natural dispone de una potencia de generación de 2.200 megavatios de centrales térmicas de carbón y 600 megavatios de nuclear.

Otro de los grandes pilares del nuevo plan estratégico de la compañía será la movilidad. El grupo ve una oportunidad de “gran crecimiento” en este sector apostando por el gas natural vehicular para arañar cuota a petroleras como Repsol -su accionista hasta hace unos meses- y Cepsa.

Dentro de esta política de transformación se enmarca la venta anunciada hoy de la mina de carbón que el grupo tenía en Sudáfrica y una planta de generación eléctrica en Kenia.

 

Además, Naturgy anunció el pasado jueves que aumentará un 30% el dividendo en este ejercicio, según recoge el Plan Estratégico 2018-2022 que el presidente de la compañía, Francisco Reynés, presentó en Londres. Tras el anuncio, la energética se ha revalorizado casi un 3% en Bolsa.

Con el incremento del 30%, el pago total de dividendo ascenderá este año a 1,30 euros por acción, frente al euro por título que se repartió con cargo a 2017. Además de esa subida en la retribución al accionista, Gas Natural Fenosa anunció el jueves una renovación completa de su marca.

Gas Natural Fenosa ha dado un paso de gigante para adaptarse a los nuevos tiempos y ha cambiado su denominación. Desde el pasado jueves, la compañía ha pasado a llamarse Naturgy y, desde entonces, se ha revalorizado un 3% en Bolsa.

No obstante, el consenso de analistas considera que la energética cotiza aproximadamente un 7% por encima de su precio objetivo, marcado en 21,1 euros. Tan sólo ocho firmas recomiendan comprar títulos de la compañía, frente a cinco que recomiendan vender y 12 mantener posiciones.

De hecho, este mismo jueves Reynés anunció que la compañía declarará “unos 3.000 millones de euros” de pérdidas en 2018 debido a la depreciación de activos que ha tenido que afrontar la energética.

Estas pérdidas se producen después de que Reynés haya decidido, dentro del nuevo Plan Estratégico 2018-2022 que la empresa ha hecho público este jueves en Londres, realizar una depreciación de sus activos de generación eléctrica que supondrán un ajuste de 4.900 millones.

El ajuste se centra en las centrales nucleares, de carbón y de gas, y se ha realizado “por un acto de coherencia” basado en las nuevas condiciones del mercado de este tipo de activos, en caída por el auge de las renovables. Las pérdidas se aflorarán ya en las cuentas del primer semestre que se harán públicas a finales de julio.

Naturgy Fenosa

 

Fuentes: OkDiario, El Mundo